Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2007

Carta al ayer

No necesito tu respuesta,
no la espero.
Simplemente la enviaré
sobre tu muro, esperando
la recibas, si no con
beneplácito, sí con un poco
de atención indiferente.
Me da igual.
Por lo que fuimos,
por cuanto soy,
por lo que somos.
Dejo a tus pies una estrella,
testimonio del brillo
que me diste en tiempos oscuros;
un tulipán, marca que dejaste
en el vasto jardín de mi alegría.
Lo demás, la espina, el puño,
la tormenta, los dejé atrás,
muy atrás, allí donde el tiempo
se marchita y muere
para no volver jamás.

~JP
Edgar Degas, Cuatro Bailarinas

Más de Liniers...

Los otros Cristos

"...por ahora no pido más que la justicia del almuerzo."
-Pablo Neruda, "El gran mantel"


Con rostro pétreo, de la tierra hermanos,
rasguñan la tierra, sembrando la semilla.
Ídolos curtidos en el barro, manos resecas
y nobles; hacedores del milagro
del pan, la sal, la carne en nuestras mesas.
Carne de sí mismos nos regalan, pobres Cristos;
Cristos pobres clavados al olivo

sin pansin carnesin salerostan sólo el hambre cotidiana que alimenta
la olorosa oquedad de los pucheros...
~JP

¡Soy tío!

Hoy me desperté (algo tarde, por cierto) con una excelente noticia: la hija de dos de mis mejores amigos, Karla y Gabriel, acaba de ver la luz. =)
Resulta curioso lo rápido que parece pasar el tiempo y lo vertiginosamente que se van sucediendo los hechos. Ambos se conocieron mientras Karla y yo estudiábamos juntos los últimos semestres en la universidad y Gabo estaba por titularse de la carrera de ingeniería... ¡Y hoy son ya un feliz matrimonio con una hija! Caray, no cabe duda que la vida es como una novela llena de giros inesperados y sucesos de todo tipo.
¡Felicidades, Karlilla y Gabo!

Nomina nuda

Perdido en la flor imprecisa
del rocío carnal de tu ser
me consumes igual que un cigarrillo,
sirena, jaspe rosado,
en tu abrazo mi ser se consume;
soy ceniza entre tus dedos...

~JP

Hoy: Cosas que a lo mejor le pasaron a Picasso

Sé bien lo que duele la distancia
el olor a olvido la nostalgia
el sabor de la ausencia obligatoria
atenuada por destellos momentáneos
de la memoria que se aferra
que muerde y quema
que no deja escapar la luz
de entre sus hojas
trayendo de nuevo a la vida
a nuestra vida
las alas
las miradas
las mejillas...

~JP