Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2007

Tierra... ¿Santa?

Un domingo como cualquier otro. Buscando noticias me dirijo al sitio en Internet del diario capitalino La Jornada. Comienzo a hojear (si así puede llamársele a esta nueva manera de leer) las múltiples secciones del periódico y me topo con un artículo del estadounidense Robert Fisk, publicado bajo el título Muerte, engaño y democracia en el número correspondiente al 14 de noviembre de 2004. Un nombre, el del desaparecido líder palestino Yasser Arafat, atrae mi atención, de modo que me dispongo a leer. Lo que encuentro me llena de una mezcla de tristeza, enojo e indignación.
Fisk denuncia de manera breve –que no poco sustanciosa– el desastroso estado que guardan las relaciones Palestino-Israelíes, así como también el manejo políticamente tendencioso que de la muerte de Arafat ha hecho el gobierno de los Estados Unidos, que pretende que el deceso del máximo dirigente de la OLP ayudará (ahora sí) a que la tan anhelada democracy siente sus reales entre los habitantes de aquel pueblo.

Cuentos mínimos

El rayo que cayó dos veces en el mismo sitio

Hubo una vez un rayo que cayó dos veces en el mismo sitio; pero encontró que ya la primera había hecho suficiente daño, que ya no era necesario, y se deprimió mucho.-Augusto Monterroso, FábulasSueño #117: Naufragio

¡Arriad el foque!, ordena el capitán. !Arriad el foque!, repite el segundo. !Orzad a estribor!, grita el capitán. ¡Orzad a estribor!, repite el segundo. ¡Cuidado con el bauprés!, grita el capitán. ¡El bauprés!, repite el segundo. ¡Abatid el palo de mesana!, grita el capitán. ¡El palo de mesana!, repite el segundo. Entretanto, la tormenta arrecia y los marineros corremos de un lado a otro de la cubierta, desconcertados. Si no encontramos pronto un diccionario, nos vamos a pique sin remedio.-Ana María Shua, La SueñeraLa naparoia

Los pacientes atacados de naparoia sienten la extraña sensación de que nadie los persigue, ni está tratando de hacerles daño. Esta situación se agrava a medida que creen percibir que nadie habla de ellos a sus…
Henri Matisse, La Danza

Camina con la tarde,
derrama luz sobre tus ojos
busca, vive, ve
si por ventura te pierdes
en los azules instantes de la flor
que se marchita y vive,
que respira en los colores
de una paleta, latente
como tú mismo,
lienzo infinito y siempre nuevo
tras cada madrugada.

~Jean

Un Mundo Así

Cuentan que hace mucho, mucho tiempo, los dioses hicieron un mundo de papel. Era de papel, porque las cosas que valían la pena eran demasiado frágiles para poder sobrevivir.Cuentan que ese mundo no pudo durar mucho, se debatía por las guerras, por la falta de valores y el hombre murió porque no encontraba el sentido a vivir.
Más allá de todo, más allá de que las cosas tangibles fueran frágiles, lo eran también los sentimientos, lo eran también los corazones, lo eran también los recuerdos.Y entonces olvidar era fácil, herir era un hábito y morir era un simple ciclo.

El dolor tampoco existía, los dioses decidieron que el hombre podría no sólo cerrar los ojos, sino también los oídos, la nariz, privarse del tacto, del gusto, de todos los sentidos. Entonces deshacerse del dolor era fácil, sólo bastaba encerrarse en el mundo de papel. La gente si no quería escuchar algo feo, desagradable, cerraba los oídos y así lentamente fueron perdiendo comunicación entre sí todos los seres humanos. Alguno…
Ínfima porción de tu aliento soy, Señor;
humilde diente de león que en un instante
en blancas esperanzas deshiciera
el soplo más adverso de los vientos.

Mas no...

Heme aquí, erguido, vivo, escribiente,
atestiguando el diario milagro de la noche,
de los grillos, la luna y las palabras
que de a gotas surgen por mis dedos.

Gracias.

~Jean