Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2008

Global wOrming

De un tiempo a la fecha, el cine y los medios insisten en difundir la imagen del hombre como una especie de cáncer que consume a la tierra (poco importa que los procesos químicos utilizados en la manufactura de material fílmico produzcan sustancias tóxicas que, igual que muchos otros desechos industriales, tengan efectos nocivos sobre el ambiente y, por ende, sobre el hombre mismo.) Justo ahora viene a mi mente la escena de Matrix I en la que el agente Smith explica a un Morpheus bastante stoneado que el modus operandi humano coincide únicamente con el de los virus, que suelen terminar con la existencia de su huésped... No sé tú, pero yo sentí gacho.
Ahora, para acabarla de joder, Al Gore y otro montón de gente 'cool' (¿se sigue diciendo así, o la tele gringa nos heredó ya una nueva palabrita dominguera?) vienen a picarnos el sentimiento de culpa con el desmadre del 'global warming', el mentado calientamiento global. Ahora no sé si dejar el D.F. y mudarme a una cabaña (…

Feliz día de San Chatarrín

¡Así es, mis queridous amigous! St. Valentine's ha llegado una vez más. Una nueva ocasión para que los comerciantes, restauranteros (y ya no digamos hoteleros) se llenen de lana, y para que güeyes sin novia como un servidor contribuyamos a pagar las cuentas de los psicólogos, las farmacias y las compañías que les surten antidepresivos.
No me malentiendan, no estoy en contra de las expresiones de cariño, al contrario. Lo que sí no paso es el manejo mercantilista que se hace de un sentimiento humano. El amor no está sujeto a copyright. No está en una tarjeta. No está en una caja de chocolates. No está en un conjunto de bra y pantaletas rojas (por muy atractiva que parezca la idea)... ¡El amor está en una pantalla de plasma hi-def de chorrocientas pulgadas con escaneo progresivo! Parafraseando a Marilyn Manson: "Love is in the TV". ¡JA!
Pero ya en serio, déjense de merchandising y amen todos los días, sin necesidad de flores sobrevaluadas y todas esas cosas envueltas en celof…

New! ¡Nuevo! Nouveau!

Hello, hello! Is there anybody out there?

Saludos de este servidor, La Oreja Perdida, esta vez echándome un bis desde la enorme, sobrepoblada y, sin embargo, muy querida Cd. de México.

Changos... creo que esta vez sí rompí mi propio récord al no actualizar este blog desde mediados de diciembre del ya extinto 2007 (R.I.P.). Me pregunto si aún habrá alguien que lea estas líneas allá afuera en el vasto mundo. De haberlo, debo agradecer su inextinguible esperanza rayana en la ingenuidad, jeje.

Enigüeis, pretendo meter algunas cosillas nuevas por aquí, además de sacudir el polvo y las telarañas acumuladas. Disfruten y sigan dejando sus comentarios, que yo prometo responder.

Que la juerza los acompañe...

-JP