Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2008

Un mal comienzo

Como te ven, te tratan...

Como buen mexicano, debo admitir que en más de una ocasión he caído en el pecado de juzgar a otros basándome únicamente en su imagen; como si yo mismo no hubiese experimentado tal estupidez en carne propia. Y es que en una sociedad en la que las envolturas son de mucho mayor importancia que el contenido, la imagen es TODO.
¿O no?
Miremos a nuestro alrededor. No hace falta ir muy lejos para encontrar a una mujer sumamente inconforme con su apariencia, ya sea porque no se parece a los maniquíes mercadotécnicos de RBD (vade retro, Satanás), la revista de moda o las conductoras insípidas de la mayoría de los programas de TV abierta producidos en México. Y el fenómeno no es exclusivo de las mujeres, no señor: un gran porcentaje de hombres también sufre (sufrimos) las consecuencias de no verse como los modelos de la revista H y de no poder gastar enormes sumas de dinero en diseño de imagen y cirugías plásticas como el imbécil de Origel (y todos aquellos pseudo-entertainers como él). La verdad…