Ir al contenido principal


En la vertiginosa cabalgata
de la vida
me dejé olvidado el corazón


Comentarios

PoesisT dijo…
Pues vaya y recojalo! Ah que mi niño Jean Paul, tan olvidadizo! Nein nein nein! Ich vermisse dich! Es uste un despistado... pero bueno lo comprendo, yo soy igual ejeje ^.^U en fin, aun asi... espero que no deje ahi abandonado su corazoncito y vaya por el, por que en la vida se necesita un corazon, no puede ser usted un alma descorazonada, caminando vivo pero vacio por dentro. No dejare que eso pase! Aqui estoy contigo... no lo olvides :D y te quiero mucho! Auf wiederlesen :) Ich liebe dich, mein Kind! Herzlichen Dank! ^.~

mit liebe...
deine kleine Blume
Josephine
pipa dijo…
Hola que tal mister JP, una pequeña Josephine, me ha comentado sobre esta página y cuál ha sido mi sorpresa al encontrar bellas fotos y muchos vínculos a galerías.

Están lindisimas las fotos de votre chaton!!! jijiji bueno, aunque ya se ve adulto. Publica más de este tipo!

gracias!! -pipa. //fuma espinacas

PD. de quién es la última pintrura (acuarela?)? disculpad la ignorancia

Ahora devuelvo el favor a mi amiga Jos...


////el banco de Bujumbura te contacta, esto no es un chiste:

hola! soy tarzán y tengo como 3millones de dólares en plátanos, haz clic aqui para saber cómo los puedo transferir a tu cuenta:

Adventures im wonderland


si comentas constructivamente, te deposito a "Chita" el mono tmb. (ah y a mi gato llamado "Chimpancé")

Entradas más populares de este blog

Hoy: Cosas que a lo mejor le pasaron a Picasso

Te encontré anoche, desprevenida.
Dormías acurrucada bajo una mirada fugaz.
¿Pero, dormías?
El que dormía era yo,
ignorante de la sensación tibia,
de recién nacido que hay entre tus labios.
Ahora busco en cada mirada,
esperando despertar dentro de tu sueño.

Si Dios fuera una mujer

¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

-Mario Benedetti (14/09/1920 - 17/05/2009)
Sit terra tibi levis