Ir al contenido principal

Tierra... ¿Santa?


Un domingo como cualquier otro. Buscando noticias me dirijo al sitio en Internet del diario capitalino La Jornada. Comienzo a hojear (si así puede llamársele a esta nueva manera de leer) las múltiples secciones del periódico y me topo con un artículo del estadounidense Robert Fisk, publicado bajo el título Muerte, engaño y democracia en el número correspondiente al 14 de noviembre de 2004. Un nombre, el del desaparecido líder palestino Yasser Arafat, atrae mi atención, de modo que me dispongo a leer. Lo que encuentro me llena de una mezcla de tristeza, enojo e indignación.
Fisk denuncia de manera breve –que no poco sustanciosa– el desastroso estado que guardan las relaciones Palestino-Israelíes, así como también el manejo políticamente tendencioso que de la muerte de Arafat ha hecho el gobierno de los Estados Unidos, que pretende que el deceso del máximo dirigente de la OLP ayudará (ahora sí) a que la tan anhelada democracy siente sus reales entre los habitantes de aquel pueblo.
¡Vaya! Ahora resulta que un proceso que no se ha concretado desde antes de la Guerra de los Seis Días, allá en 1967, se verá realizado de la noche a la mañana gracias a la muerte de un hombre y a la bendición de su santidad, Bush II, quien desde su solio allá en la Casa Blanca tanto se ha preocupado por llevar la libertad a nuestro pobre y afligido mundo.
Pero dejándonos de sarcasmos, parece claro que el día en que los noticieros anuncien el fin de las hostilidades en esa región del mundo es más un buen deseo que una posibilidad cercana. Los tratados de paz vienen y van, mientras los ataques terroristas son respondidos con bombardeos, que a su vez acarrean nuevas represalias… y así ad nauseam.
Hoy, Israel levanta los brazos al cielo y reza porque Palestina consiga un gobierno democrático. Poco parece recordar sus acuerdos no cumplidos y sus múltiples hostilidades hacia ese pueblo maltratado por la guerra y por sus propios dirigentes. Pide el cese de las hostilidades mientras sus soldados continúan ocupando territorios y desalojando palestinos de sus hogares con tanques y bulldozers.
¿Tratados internacionales? ¿leyes pro-derechos humanos? ¿recomendaciones de la ONU? Palabras todas ellas, no más que ecos en el viento que se desvanecen casi tan rápidamente como las vidas humanas en medio de esta guerra del odio...
Y mientras tanto, la paloma de la paz que vuela allá por oriente medio me va pareciendo cada vez más un águila (calva, por cierto). ¿Me estarán fallando ya las dioptrías o será simplemente que tengo un repentino ataque de realidad?

~JP

Comentarios

Nohemi dijo…
Hola!

Primero quiero decirte que tu blog atrapó mi atención.

Y sobre tu escrito, yo me siento al igual que tu, sin poder entender tanto sufrimiento por tanto tiempo. Como tu bien lo dices.. tierra santa? porque tanto odio, tanto dolor...

Entradas más populares de este blog

Si Dios fuera una mujer

¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

-Mario Benedetti (14/09/1920 - 17/05/2009)
Sit terra tibi levis
Te encontré anoche, desprevenida.
Dormías acurrucada bajo una mirada fugaz.
¿Pero, dormías?
El que dormía era yo,
ignorante de la sensación tibia,
de recién nacido que hay entre tus labios.
Ahora busco en cada mirada,
esperando despertar dentro de tu sueño.

Gitana y Arlequín

Gitana y Arlequín, originally uploaded by jeanpca. ¡Saludos!
Me he dado a la tarea de ir reconstruyendo aquellas galerías que me borraron en el ahora difunto "Through The Looking-Glass". Para quienes deseen acceder a las imágenes que poco a poco vaya subiendo, pueden encontrarlas en mi cuenta de Flickr.com. Aquí les dejo una imagen de las primeras etapas de mi querida Remedios Varo. Enjoy!