Ir al contenido principal
A aquel que crea en su vana gallardía
que destas manos salir no puede el verso
ni la métrica en mi seso hacerse su valía,
ya puede irse buscando otro embeleso;
que donde aquel ve sombras sin figura,
yo planto el estandarte claro de mi beso.

Ditto.

~Jean P.

Comentarios

Cristina dijo…
Bravo por el bravo Jean! ;)
saludos
Blue
Niiice.

Veamos qué sigue.

=P
Sí, sí... Quiero ver saaaangre.

Anónimo: ponga su nombre, pues... no le saque.

Salús.
carlosgdl dijo…
bien bien... soy yo

mira es que sabes que? creo que te esfuerzas demasiado por hacer que suene rimbombante... mira

rimar no es complicado
si bien lo quieres lograr
ya que lo has alcanzado
jamas lo podras dejar

ya se que esta medio pendejín pero pues se me ocurrió mientras lo escribia y cuenta!!! metrica perfecta y lo hice en 10 segundos.
Du Rêve dijo…
Sí, te felicito, aún con todo y la perfecta inanidad de tu rima.
Si no te parece lo que escribo, "carlosgdl" (que, si no me equivoco, sigue siendo una manera anónima de "revelarse"), la solución es más que sencilla: no te pases por acá y listo. Lo que te parece 'rimbombante' son voces llamadas cultismos y han sido usadas con todo conocimiento de lo que son. Por demás, hay una métrica llamada libre. Yo tengo lo que hay publicado en este blog y muchas cosas más que no conoces. Lo tuyo equivale a una tarea de niño de tercero de primaria. Aclaro: no suelo tomarme la molestia de responder a comentarios como el tuyo, salvo cuando se tornan ofensivos hacia mi persona. Y por cierto, lo de los 10 segundos se nota. Bravo por hacerlo tú solito.

-Jean Paul
carlosgdl dijo…
esta bien... soy Juan Carlos Sierravigas Saldivar, Guadalajara Jalisco, 23 años, estudiante de mercadotecnia. No tengo blogger ni cuenta en gmail.

¿así esta bien?

por que borraste mi primer comentario? por que puse la metrica?

mira, no te lo tomes personal, en ningun momento he dicho que tu trabajo sea malo, y si no le hubieras dado TANTA importancia a mi comentario de la entrada previa a la actual no hubiera continuado.

Solo trataba de decir que puedes hacerlo mejor tomando en cuenta otras reglas, por lo que he leido aquí podrias hacerlo, de no ser así, no visitaría tu blogger periodicamente.

Tómalo como constructivo ¿vale? y pues no deberia dolerte tanto que te critiquen tantito, así es esto.

por cierto... ¿te han ya escrito un soneto?

Detén ya, poeta, esas caras duras
lo que aquí se dice es en vuestro favor
así se critica a todo escritor
y tú buscando intenciones oscuras

Si tu solo buscas alzar el clamor
de los que leen tus líneas maduras
el desengaño atraerá quemaduras
no muestren tus versos que en ti hay ardor

Sirvan estas líneas a mi consuelo
que si vuestro ego he yo herido
no veo razón de batirse en duelo

Y si con mi crítica os he ofendido
caiga sobre mí el tribunal del cielo
que ese no ha sido mi cometido

ese lo hice tambien yo solito... ¿no me vas a felicitar?

si no te llamas a ofendido a esta opinion igual que a las anteriores, espero seguirte comentando en un futuro, como un amigo, no como lo contrario

¿que dices?
Du Rêve dijo…
Vale, vale. Hágase la paz entonces. Respecto a tu otro comentario: no, no lo borré intencionalmente. En realidad intentaba borrar un comentario mío. Eres bienvenido cuando gustes a esta página, que para ello la hice: para compartir (y departir). Y sí, sin sarcasmo, felicidades por el soneto. Gracias.

-Jean P.
Ah... estuvo rica la sangre por un ratito.

Insto a Juan Carlos Sierravigas Saldivar, Guadalajara Jalisco, 23 años, estudiante de mercadotecnia, a que vuelva a poner la medida de los metros, pa que se sepa de qué estamos parloteando.

Y Jean; en esta ocasión, debo declararme a favor de la crítica del buen JC: no me parece válido resguardarte en la intencionalidad de tu métrica libre, y menos cuando escribes en uno de tus versos "ni la métrica en mi seso hacerse su valía", etcétera.

A mí me parece, como te he dicho antes, que muchos de tus versos son muy afortunados; pero, en general, son pocos los textos que me gustan íntegramente, como obra terminada.

Aún debo decirte algunas otras cosas; pero se me hace una mamada dejártelas como comentario en tu blog... el asunto es que no nos vemos tan seguido como -creo yo- ambos quisiéramos.

Salús, carnal.

Entradas más populares de este blog

Te encontré anoche, desprevenida.
Dormías acurrucada bajo una mirada fugaz.
¿Pero, dormías?
El que dormía era yo,
ignorante de la sensación tibia,
de recién nacido que hay entre tus labios.
Ahora busco en cada mirada,
esperando despertar dentro de tu sueño.
Edvard Munch, Muchacha Por La Mañana, 1884
Despacio, Alberto fué quitándole una a una las prendas. Una hilera de luces tenues color ámbar iluminaba el lugar, ahora oculto a las miradas de la gente, mientras aquella silueta iba quedando despojada de sus ropas. Sus manos, diligentes, desabrochaban con cuidado los botones de la blusa uno a uno hasta dejar a la vista aquella piel de tono perfecto. Cuando hubo terminado con la última prenda, retrocedió unos pasos y contempló en silencio el resultado. Cerró los ojos y barajó la infinidad de posibilidades que ahora se mostraban frente a él, sin saber por dónde comenzar. Finalmente abrió los ojos, suspiró y, sonriendo, avanzó hacia ella...

-¡Alberto, carajo! Si no terminas de una vez de vestir a ese maldito maniquí te voy a dejar encerrado en la tienda y a ver quién te saca.