Ir al contenido principal

Feliz día de San Chatarrín

¡Así es, mis queridous amigous! St. Valentine's ha llegado una vez más. Una nueva ocasión para que los comerciantes, restauranteros (y ya no digamos hoteleros) se llenen de lana, y para que güeyes sin novia como un servidor contribuyamos a pagar las cuentas de los psicólogos, las farmacias y las compañías que les surten antidepresivos.
No me malentiendan, no estoy en contra de las expresiones de cariño, al contrario. Lo que sí no paso es el manejo mercantilista que se hace de un sentimiento humano. El amor no está sujeto a copyright. No está en una tarjeta. No está en una caja de chocolates. No está en un conjunto de bra y pantaletas rojas (por muy atractiva que parezca la idea)... ¡El amor está en una pantalla de plasma hi-def de chorrocientas pulgadas con escaneo progresivo! Parafraseando a Marilyn Manson: "Love is in the TV". ¡JA!
Pero ya en serio, déjense de merchandising y amen todos los días, sin necesidad de flores sobrevaluadas y todas esas cosas envueltas en celofán rojo.
Ditto.

Comentarios

Kobun Legion dijo…
Los avaros estarían encantados de que este sentimiento se volviera tan conocido como la navidad "REGALA AFECTO NO LO COMPRES" para algunos.

como por ahora no tengo a nadie a
quien darle, se lo dedicaré a quien todos los días me mira en el espejo.
poesist dijo…
Jean querido, la dopación repercute sus efectos en mí. Que tristeza y que coraje a la vez, la vez aquella en que ya estaba terminando, la medicina se cobró su cuota y me quitó un poco más de lucidez y me hizo cerrar la ventanita de comentarios... ¡Que decepción! Creo que tus escritos son maquinaria pesada por que no se pueden manejar mientras se anda medicada... espero pronto poder retribuir algo más significativo a tu entrada y salida. Por ahora, diez, cuatro. Chú chú.
Pues, como tal vez sepas, anduve durante la fecha de tu entrada y los tres días que le siguieron en aquellos allases defescos.

Yo sí compré un par de cosillas: un jardín zen y sus chocolates favoritos... Pero hago cosas parecidas cada vez que la veo, so, no me considero un adicto del shopping en días supuestamente especiales.

Me hubiera gustado verte, compa. Tal vez la próxima vez.

Saludos.
protaro dijo…
pues yo lo siento mucho pero me dejé llevar por el espíritu cursi de la fecha... no compré cosas de mas... salvo pagar la renta de un DVD pero fue el mejor valentine's ever.


y me siento ofendido... rafa si te comenta a ti y a mi no.

saludos :D y sea feliz.

Entradas más populares de este blog

Hoy: Cosas que a lo mejor le pasaron a Picasso

Te encontré anoche, desprevenida.
Dormías acurrucada bajo una mirada fugaz.
¿Pero, dormías?
El que dormía era yo,
ignorante de la sensación tibia,
de recién nacido que hay entre tus labios.
Ahora busco en cada mirada,
esperando despertar dentro de tu sueño.

Si Dios fuera una mujer

¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

-Mario Benedetti (14/09/1920 - 17/05/2009)
Sit terra tibi levis