Ir al contenido principal

Ahora Me Olvidas


Y ahora me olvidas.

Fui anónimo guijarro
tramontando tu arena
pétalo
que se fue desprendiendo de tu cerco
un canto sin acordes resonando
en sordas caracolas.


ahora me olvidas.

Pero cuando entregue
esta envoltura descartable
y
mi identidad se duerma
desbrumaré mis ojos
te miraré con olvido
ahogaré tus palabras
en el silencio.

-Renée Ferrer

Comentarios

Una mirada... dijo…
"Envoltura descartable", ciertamente eso es este cuerpo nuestro que guarda los secretos de lo que, realmente, somos/sentimos/queremos.

Es grato descubrir a sensibles tejedores de palabras. Desconocía a Renée Ferrer.
Un saludo.
Lady Morgana dijo…
No hay olvido...sólo un escondite profundo en el corazón, donde mandamos todo aquéllo demasiado complejo de sentir o de pensar.

Tantos saludos!
Lady Morgana dijo…
Una preguntota: cómo haces para poner un reproductor de música en tu blog?

Saludos...
Gaviota dijo…
Condenado msn, jajaja.
Perdón, te iba a decir que ese poema es hermoso, me gustó... bello y triste... profundo... fue como ver el comienzo de una lágrima, q nace y cae.
Gracias Yan.
TQMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMUCHO!
No lo olvides.
Besotes!
Poesis dijo…
Hallo! mein Liebchen! :) wie geht's? Ah este poemita esta un poco nostalgico pero no derrotado... no se si me explique. Muchas gracias por dejarse leer y espero pronto leerle por aqui y por alla y en todos lados. Sabe que le adoro! ^.~ Danke mein Licht! Auf wiederlesen! Küßchen!

mit liebe
deine kleine Jo
^.^

P.S: Ando chifladita por mi cuenta en el blogger, wii si mi primera vez firmandote asi, se siente raro :P de todos modos, me encanta! :) Vague y divague en rosa-toronja!

Entradas más populares de este blog

Hoy: Cosas que a lo mejor le pasaron a Picasso

Te encontré anoche, desprevenida.
Dormías acurrucada bajo una mirada fugaz.
¿Pero, dormías?
El que dormía era yo,
ignorante de la sensación tibia,
de recién nacido que hay entre tus labios.
Ahora busco en cada mirada,
esperando despertar dentro de tu sueño.

Si Dios fuera una mujer

¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

-Mario Benedetti (14/09/1920 - 17/05/2009)
Sit terra tibi levis