Ir al contenido principal

El arte en tiempos de guerra


Pablo Picasso, Guernica, 1937

La utilización del arte como medio de protesta ante la enorme crueldad de las guerras se remonta más allá de los conciertos modernos llenos de rockstars o de los álbumes pro-war relief (que, aclaro, no me parecen malos en lo absoluto, salvo en la parte en la que las disqueras se llevan una jugosa porción de dividendos). Probablemente, el Guernica, de Picasso sea el ejemplo perfecto de lo que quiero decir.
El 23 de abril de 1937, a las 5:40 p.m., el poblado vizcaíno de Guernica, que por aquel entonces rondaba por los 7,000 habitantes –en su gran mayoría civiles– fue arteramente bombardeado por la Luftwaffe alemana a manera de ejemplo para que las provincias leales a la Segunda República se rindieran ante los ejércitos de Franco. El efecto de las bombas incendiarias fue devastador. Casi ningún edificio resultó indemne y las muertes ascendían a cifras tales que nunca se han podido estimar con exactitud.
Poco antes del bombardeo, Picasso había sido encomendado por la República para pintar una obra de gran formato que sirviese como protesta ante la guerra que tanta sangre española había derramado ya; y justo se alistaba para comenzar cuando las noticias de la matanza llegaron hasta él, definiendo el rumbo que esta pintura habría de tomar.
No importa si no somos grandes amantes del arte. Las sensaciones que transmite el Guernica nos impiden ser indiferentes en su presencia. En el extremo izquierdo, una madre llora al hijo muerto en sus brazos. Detrás suyo, un toro, símbolo de España, contempla la imagen. En el centro, un caballo, tal vez uno de los del Apocalipsis, aparece atravesado por una lanza, mientras entre sus cascos se puede ver la figura de un hombre en pedazos que en una mano sostiene una espada rota. En el extremo derecho, una mujer grita en lo que parece ser un edificio en llamas, mientras a su lado una figura alarmada alarga la mano con un quinqué para ver qué sucede. Bajo ella, una mujer con el torso desnudo, símbolo de dolor, se apresura hacia la escena. Todo esto se ve acentuado por el dicromatismo blanco-negro elegido por Picasso para la ejecución de la obra.
Hoy en día, el Guernica se exhibe en el Museo Nacional de Arte Reina Sofía, en Madrid, como un permanente recordatorio de las dimensiones que puede alcanzar el lado más oscuro y destructivo del hombre. La obra, huelga decirlo, sigue tan vigente hoy como el día en que fue develada. Qué lástima.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Si Dios fuera una mujer

¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

-Mario Benedetti (14/09/1920 - 17/05/2009)
Sit terra tibi levis
Te encontré anoche, desprevenida.
Dormías acurrucada bajo una mirada fugaz.
¿Pero, dormías?
El que dormía era yo,
ignorante de la sensación tibia,
de recién nacido que hay entre tus labios.
Ahora busco en cada mirada,
esperando despertar dentro de tu sueño.

Gitana y Arlequín

Gitana y Arlequín, originally uploaded by jeanpca. ¡Saludos!
Me he dado a la tarea de ir reconstruyendo aquellas galerías que me borraron en el ahora difunto "Through The Looking-Glass". Para quienes deseen acceder a las imágenes que poco a poco vaya subiendo, pueden encontrarlas en mi cuenta de Flickr.com. Aquí les dejo una imagen de las primeras etapas de mi querida Remedios Varo. Enjoy!